Blog

Mejores cafeteras de 2018

¿La jarra de tu vieja cafetera de goteo se ha roto y necesitas comprar una nueva para preparar tu café de todas las mañanas? Si necesitas saber que cafetera comprar para preparar tu café favorito, lo mejor es buscar en las listas de las cafeteras más vendidas este año. Encontrarás una gran cantidad de marcas y modelos, pues existe una enorme competencia en el mercado de estos pequeños electrodomésticos. Incluso las marcas de cafés, para mejorar la venta de su producto han comenzado a fabricar cafeteras específicas para la preparación de diferentes modalidades de esta bebida tan universal.

PRODUCTO Peso Capacidad CLASIFICACIÓN VER EL PRODUCTO
9 kg 1,8 L REVISA PRECIO
4 kg 1,0 L REVISA PRECIO
3,8 kg 1,0 L REVISA PRECIO
2,5 kg 0,8 L REVISA PRECIO
2,5 kg 0,8 L REVISA PRECIO
3,7 kg 1,5 L REVISA PRECIO
3,3 kg 0,8 L REVISA PRECIO
2 kg 0,7 L REVISA PRECIO
2,8 kg 0,7 L REVISA PRECIO
1,7 kg 1,0 L REVISA PRECIO

Una cafetera para cada tipo de café. ¡Elige la tuya!

No a todo el mundo le gusta el café de igual forma. Como se suele decir, ¡existen tantas formas de tomar el café, como consumidores! De hecho es bastante habitual coincidir cuatro amigos en una cafetería y que cada uno pida una forma distinta de preparación: uno lo prefiere solo y fuerte, otro con mucha leche, largo americano, etc. De todas maneras, si quieres hacer una buena compra, también deberás conocer cuáles son las características de cada cafetera para poder formarte una opinión con criterio. Y por supuesto, tener muy en cuenta el tipo de café que más te gusta.

Obviamente, las máquinas de café más solicitadas en la actualidad son las cafeteras eléctricas, y en particular aquellas que funcionan a presión. Las cafeteras expreso utilizan el agua a temperatura muy alta y ésta pasa a través del recipiente que contiene el café con una presión superior a 5 bares. De esta forma elaboran ese café con una crema que cubre la parte superior de la taza que le da un paladar fantástico y una presencia deliciosa y atrayente.

Elige entre tradición y modernidad

cafeteraEn este caso tendrás que decidir entre dos tipos de cafeteras: la clásica que encontramos en todos los establecimientos de hostelería como bares y restaurantes o las novedosas máquinas de cápsulas, que actualmente están triunfando en el mercado.

Cafeteras clásicas a presión

Las primeras cuentan con recipientes donde se echa el producto, capaces de soportar una gran presión de agua, pero para el caso de poder utilizarlas en casa se han fabricado modelos de tamaño doméstico, con pequeños depósitos para el agua, de gran comodidad: viertes el café en el recipiente y en un instante tienes preparada una humeante y deliciosa bebida. El mayor problema de estas máquinas es su tamaño debido a las dimensiones de su depósito estanco y de la maquinaria de presión y su elevado precio. La ventaja es que se puede utilizar cualquier tipo de café molido y su resultado es espectacular. Los modelos más conocidos son de la marcas DeLonghi, Saeco o Gaggia.

Cafeteras de cápsulas

La otra elección son las modernas cafeteras de cápsulas individuales. Estas últimas son mucho más pequeñas y manejables, más cómodas y han sido promocionadas por las propias marcas de café con el objeto de vender su producto de forma exclusiva. ¡Es una maravilla levantarse por la mañana, colocar la cápsula de café y tener en unos pocos segundos un café calentito y aromático! Se trata de una muy buena manera de empezar el día con energía. Estas máquinas admiten una inmensa variedad de tipos de cafés, en función de su procedencia, la mezcla entre distintos tipos e incluso la posibilidad de preparar infusiones de otros productos como el té o el cacao.

¿De cápsulas o tradicionales?

Posiblemente las primeras realizan una mejor bebida desde el punto de vista del consumidor ortodoxo, al que le gusta el clásico “café-café”, fuerte y muy aromático, con el inconveniente de que necesitan un tiempo mínimo de calentamiento del agua, desde que se encienden; esto limita a veces su uso cuando te levantas por la mañana con el tiempo justo.

En cambio las cafetera que copan el mercado en los últimos años son las segundas por su gran versatilidad, y porque simplemente hay que encenderla, colocar la cápsula de café y apretar un botón para poder tomarte tu bebida recién hecha. En su contra tienen la exclusividad en el uso de las cápsulas, de una marca determinada, con un coste considerable. Para realizar una buena elección es necesario estudiar los productos que hay en el mercado, su variedad, su precio y si existe la posibilidad de utilizar cápsulas compatibles de otras marcas, por aquello de la competencia. En este tipo de máquinas expreso, quien se lleva la palma del mercado es la marca Nespresso de la multinacional de la alimentación Nestle, aunque en el mercado se pueden encontrar grandes máquinas de café como las DeLonghi Dolce gusto.

Cafetera eléctrica

Las cafeteras eléctricas con la jarrita de cristal y el famoso filtro, que funcionan por el método del goteo, conocidas como americanas, están prácticamente en desuso en la mayor parte de los hogares de nuestro país. Todavía se pueden encontrar distintos modelos en las tiendas de electrodomésticos, aunque han reducido enormemente sus cifras de ventas. Prácticamente todas las marcas de pequeños electrodomésticos tiene uno o más modelos de este tipo.

El sistema de hacer pasar el agua caliente a través del café, por gravedad y filtrando el contenido de esta infusión a una jarra, es tremendamente eficaz si quieres conseguir una bebida caliente pero más bien suave en su sabor; muy al gusto del mercado norteamericano. Al ser bastante sencilla en su manejo y en comparación con otras cafetera que existían en el mercado europeo, se hicieron bastante famosas en los años 80 y 90. Estos modelos tienen además, la ventaja de mantener el café caliente en su jarra durante horas, por ese motivo fuero muy populares en los lugares de trabajo, donde cada uno se servía uno o varios cafés a lo largo de la jornada, pero con el paso del tiempo, la bebida deja de ser una aromática infusión para convertirse en un bebedizo difícil de digerir.

Con este tipo de cafeteras, con una jarra de grandes dimensiones –hasta 20 tazas-, si no se consume la totalidad del producto, el resto que se queda en el interior del recipiente mantiene la evaporación del agua. El café que te tomas pasado un rato está mucho más concentrado y se vuelve demasiado amargo. Para el uso doméstico y con las familias actuales de pocos miembros es mejor optar por un aparato de menores dimensiones. Si en alguna ocasión fuera necesario, es preferible hacer nuevo café antes que recalentar el existente, para tomar una bebida con sabor agradable.

Cafetera italiana

cafetera electricaPero no debemos olvidarnos de las siempre eficaces cafeteras italianas, para aquellos que no son aficionados a los expresos, y en las cuales el café recién hecho es una auténtica delicia. Estos ingeniosos aparatos, con dos recipientes, superior e inferior, de forma que el agua caliente subía a través del café y se instalaba, ya filtrada, en el primero de ambos, fueron indispensables desde su invención hasta que la electricidad se impuso en todos los hogares. Estas máquinas de café tienen un pequeño inconveniente, pues es necesario vigilar que el café, una vez que haya subido en su totalidad, se debe retirar del fuego, pues en caso contrario se recalienta, hierve y se estropea su sabor.

Fueron durante años la única alternativa al conocido como café de “puchero”, muy popular en las cocinas de nuestro país, pues solamente necesitabas una cazuela para hervir el agua, añadir el café, dejar reposar y luego colar el resultado para eliminar los restos de café molido. Todavía en algunos establecimientos de hostelería ofrecen este tipo de preparación con tintes nostálgicos.

Las cafeteras italianas, fáciles de usar y económicas, en sus diferentes tamaños, constituyen una buena elección y siguen manteniendo un gran número de adeptos, frente a otros modelos de cafetera eléctrica. Tienen una gran virtud sobre cualquier otro aparato de los que estamos hablando, son prácticamente indestructibles y no tienen averías. Las mejores marcas son las italianas Bialetti o Alessi.

Antes de comprar tu nueva cafetera

Si sigues pensando en comprar una nueva máquina de café, éstas son las distintas opciones. Antes de hacer tu elección debes valorar los siguientes aspectos:

  • ¿Cómo te gusta el café? fuerte o flojo, solo o acompañado, …
  • ¿Tienes tiempo y ganas de prepararlo? o quieres algo rápido y sencillo
  • ¿Cuánto quieres gastarte en el aparato? ¿y en el producto?
  • ¿Cuántos cafés te tomas al día?

Para terminar, podríamos decir que las mejores cafeteras de 2018, aquellas que son más demandadas por el consumidor nacional, por su facilidad de manejo, por la rapidez en la preparación y por su versatilidad para preparar una o varias tazas, son la cafetera eléctrica expreso, bien sea en su forma clásica o de cápsulas individuales, en sus diferentes modelos. ¡En cualquier lista de ventas, estos modelos siempre se encuentran entre los 10 favoritos!