Blog

¿Que cafetera italiana elegir?

¿Qué son cafeteras italianas y cuáles son las marcas más famosas?

Por su simpleza, facilidad de manejo y, por supuesto, por su mantenimiento y durabilidad, las cafeteras italianas son las absolutas dueñas del actual mercado de las máquinas de café convencionales no automáticas. Porque pensándolo bien, ¿quién no tiene una de estas cafeteras en casa? Incluso aunque compremos una nueva cafetera expreso de última generación, guardamos la vieja cafetera, “por si acaso”, o por si en una sobremesa, con tiempo, tus invitados desean degustar un excelente café recién hecho.

La cafetera italiana o moka, ya ha cumplido más de 80 años, pues en 1933 el el italiano Alfonso Bialetti, aunque fuera Luigi de Ponti quien patentara el invento, observaba como un modelo de lavadora llamado “lisciveuse”, calentaba el agua que subía por un conducto vertical y volvía a caer sobre la ropa. Bialetti pensó en aplicar está técnica al café para mejorar el proceso de preparación.

¿Cómo funciona una cafetera italiana?

La cafetera italiana tiene un sistema de funcionamiento muy sencillo y eficaz, consta de dos recipientes metálicos, habitualmente de acero o aluminio, uno superior y otro inferior con una curiosa forma de tronco piramidal ambos. Estos dos elementos se unen por medio de rosca, interponiéndose entre ambos una pequeña cubeta con filtro en la base donde se coloca el café molido.

Se llena el recipiente inferior con agua, se cierra la cafetera y se pone al fuego, de manera que se genera una gran cantidad de vapor de agua. Cuando la presión ejercida por el vapor de agua es la suficiente, esta elevará el agua través del tubo vertical que tiene el deposito del café molido forma de embudo. El agua caliente se mezcla con el café y la infusión resultante sigue subiendo por un conducto hasta llenar el recipiente superior. El resultado es un excelente café, con más o menos intensidad en función de la cantidad de café molido y lo prensado del mismo, en el interior la cafetera.

Una vez preparado el café, la cafetera italiana se vuelve a desmontar y se lava cómodamente, a mano o en el lavavajillas, una vez que han sido retirados los restos del café molido del interior de la misma. Dada la sencillez de su mecanismo, esta operación se puede hacer cientos de veces sin que el aparto sufra lo más mínimo, por lo que su duración es “eterna”.

¿Qué ventajas tienen las cafeteras italianas sobre otras máquinas de café?

La ventaja más importante de este tipo de cafeteras sobre las otras que encontramos en el mercado es la bebida que preparan. Mientras que las cafeteras de goteo con filtro preparan un café más bien suave, muy al gusto de los norteamericanos, la italiana elabora una bebida equilibrada, con gran aroma y con la intensidad justa para los consumidores que no gustan de los expresos fuertes y cremosos.

También el consumo de energía, al no ser eléctrica, es muy inferior, pues no necesita más que unos minutos al fuego del gas para preparar unas cuantas tazas de café, según el tamaño de la versión de la máquina de café. Como hemos dicho antes, el mantenimiento es prácticamente nulo y las averías no existen.

¿Dónde son más populares las cafeteras italianas?

cafetera italiana

La cafetera italiana es una de las más populares del mundo, y sobre todo es mucho más usada en Europa, donde está presente en la mayor parte de los hogares. Hasta la fecha se han vendido más de 330 millones de unidades, por lo que figura en el libro Guiness de los records habiéndose convertido en un icono del siglo XX.

Al día de hoy esta cafetera se utiliza en más de la mitad de los hogares españoles, debido a que el café resultante es el más parecido al obtenido en una cafetera expreso, pero más fino si cabe, con un paladar más asequible. Los países donde la cafetera es más usada son Italia España y Portugal, muy habituados a disfrutar de esta universal bebida.

Diferentes versiones y modelos de cafeteras

Existen diferentes versiones de este tipo de cafetera italiana, en función de su forma, pues en la actualidad no mantienen en todos los casos su forma facetada hexagonal. Las distintas marcas han evolucionado su diseño original, y aunque algunas lo mantienen, muchas han optado por diseños más novedosos, con formas redondeadas, más o menos afiladas,…

Prácticamente todas se fabrican en cuerpo metálico, ya puede ser aluminio y acero inoxidable en su mayoría, salvo alguna excepción en acero fundido.

En cuanto al tamaño existe una gran variedad, pero lo normal son los modelos de 6 tazas en el caso estándar, 2 tazas en el modelo pequeño y 12 tazas en el modelo grande, aunque maracas que comercializan hasta 6 tamaños distintos.

Por último tenemos una variante más específica, la cafetera italiana eléctrica, son modelos que se han puesto de moda con el paso de los años para evitarse el engorro de tener una cocina con fuegos y en el caso de lugares de trabajo, oficinas, etc. son indispensables. Estas cafeteras funcionan igual que las anteriores: con dos cuerpos, el agua sube a través del café molido y se deposita en la parte superior en forma de infusión. La diferencia estriba en la base de la cafetera, a modo de calentador, que funciona con electricidad.

Las cafeteras son independientes de la base, de modo que se pueden abrir y cerrar, así como limpiar, igual que los modelos no eléctricos y tienen la ventaja de que la base se apaga automáticamente cuando el café está hecho. Uno de los problemas principales de las cafeteras moka cuando las ponemos al fuego es que hay que estar atento a cuando termina la elaboración, en caso contrario podemos encontrarnos con que el café empiece a hervir y estropee su sabor.